El libro contiene 30 recetas de platos típicos de República Dominicana, que se han ofrecido en diferentes recepciones celebradas en Francia

Para Rosa Hernández de Grullón, embajadora de la República Dominicana en Francia, el libro “Cocina de mi terruño”. constituye un recuerdo personal de la maravillosa experiencia que ha sido para ella vivir en París por todos estos años, así como conocer sobre la idiosincrasia de ese pueblo, sus aspectos políticos, sociales y culturales más relevantes, el valor de su gastronomía, su arte y todo lo que Francia tiene para ofrecer al mundo.

Explicó que detrás de las deliciosas recetas que contiene el libro, presentadas en una modalidad gourmet, se esconde el verdadero sentido de la obra, que es promover ampliamente República Dominicana a través de su gastronomía, y ofrecer información según la zona de donde sean originarios dichos platos.

Dijo que el libro destaca los productos dominicanos y las adaptaciones hechas a nuestro gusto e idiosincrasia, sobre todo cuando su procedencia es extranjera, lo que han logrado de una manera extraordinaria las chefs Sharime Gómez y Lissy Acevedo, al convertir productos y recetas populares en obras de arte culinaria.

Hernández de Grullón, sostiene que cocinar para los demás es una manera demostrar el deseo de agradar y mantener buenas relaciones con los convidados.

“En la Embajada de la República Dominicana en Francia, esto es también la oportunidad de dar a conocer los productos agrícolas que exportamos, y los elementos culturales que han incidido en la manera en que los transformamos. Así mismo presentamos a los lectores las recetas más comúnmente servidas en las recepciones que hemos organizados en estos años, expresó Hernández de Grullón.

La embajadora comentó que las paginas de “Cocina de mi terruño” muestran además, un compendio ilustrado de una parte del trabajo que realizan en la Embajada Dominicana en Francia, donde dan a conocer las riquezas de nuestro país, las que ponen al servicio de las mejores relaciones internacionales, lo que según comenta, se realiza de diferentes maneras: a través de actividades culturales, encuentros de negocios, y participación en las reuniones de otros países.

Arepitas de yuca, ensalada de yuca, chicharrón y aguacate, domplines con guiso de salami a la criolla, pescado con coco, con mayonesa de cilantro, pastelón de chenchén con chivo y queso de hoja, camarones empanizados en coco, yaniqueques y pechuga de pollo en salsa de mano, son algunos de los platos salados que propone el libro.

En el renglón dulce resaltan postres como el volteado de piña, arroz con leche, chocolate caliente, majarete y los conconetes, entre otros.

Publicado en NACIONALES

Un total de 115 ediciones impresas y también en formato digital fueron entregadas a la Biblioteca Nacional de República Dominicana en el marco de conmemorar 10 años de circulación de La Gran Época en este país.

SANTO DOMINGO – La Gran Época hizo formal entrega a la Biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña de República Dominicana un compendio de 115 ediciones que comprende desde su primera publicación en octubre de 2007 a su más reciente número el pasado mes de noviembre. El acto se efectuó en conmemoración a 10 años de circulación de La Gran Época en el país caribeño y en cumplimiento de la ley 112-71 de Depósito legal que dispone la obligación de entregar a la Biblioteca Nacional toda publicación periódica.

De esta forma, las ediciones impresas en español del periódico La Gran Época, pasan a formar  parte del patrimonio bibliográfico y cultural de la Biblioteca Nacional y los usuarios a su vez pueden valorar la calidad de su contenido.

Rocio Morillo, encargada del Depósito Legal de la mencionada institución, recibió de la coordinadora local de La Gran Época las 115  ediciones impresas así como el archivo en formato digital correspondiente a cada número, mes y  año de las distintas publicaciones, las cuales estarán disponibles para los usuarios de la Biblioteca Nacional.

Reseña de La Gran Época

La Gran Época pertenece al grupo editorial Internacional Da Ji Yuan o (Epoch Times, en inglés). Su sede central se encuentra en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, y posee una red de periodistas locales en todo el mundo.

La primera edición se publicó en chino y, a partir de 2004, se lanzó en inglés. Luego le siguieron publicaciones locales impresas por oficinas regionales, incluidas en español en Argentina, España y México. En octubre del año 2007 se sumó República Dominicana .

 

La Gran Época es el periódico independiente de más amplia distribución en todo el mundo, con publicaciones en 35 países y 21 idiomas.

Durante estos 10 años, La Gran Época en República Dominicana ha informado al lector, con veracidad e independencia sobre la realidad de China y su influencia en el resto del mundo, acercando -a su vez- a los occidentales a la auténtica cultura tradicional china.

La Gran Época pertenece al único grupo editorial del mundo con capacidad de ofrecer noticias sin censura desde el gran país asiático, gracias a la labor de los corresponsales que desafían el control informativo del régimen comunista chino.

Si bien La Gran Época es un medio especializado en China, también incluye informaciones importantes sobre el resto del mundo, contando con un alto contenido educativo, moral y cultural.

Sobre la Biblioteca Nacional y el Deposito Legal.

Biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña, Santo Domingo, República Dominicana. (La Gran Época)

La Biblioteca Nacional de República Dominicana tiene como misión garantizar el desarrollo integral y afianzar la identidad nacional de todos los dominicanos, dentro y fuera del país, mediante la adquisición, organización y facilitación de acceso a la información de la producción intelectual, en todos sus formatos y soportes, así como orientar técnica y metodológicamente la Red Nacional de Bibliotecas Públicas.

Tiene la visión de salvaguardar la producción intelectual de los dominicanos y fomentar el estudio de la dominicanidad mediante la creación y consolidación de una biblioteca digital que registre la memoria bibliográfica de la nación y una red nacional de bibliotecas públicas municipales que estén al servicio de la educación y la cultura nacional.

Referente al Depósito Legal es la obligación impuesta por Ley de entregar a la Biblioteca Nacional tres (3) ejemplares de toda la producción editorial en cualquier tipo de soporte, por cualquier procedimiento (impresión, grabación sonora,  producción audiovisual o electrónica) realizados en el país caribeño.

Publicado en ACTUALIDADES