Portada Conócenos BPM Salomé Ureña Biblioteca Pública Metropolitana (BPM)
Biblioteca Pública Metropolitana
BIBLIOTECA PúBLICA METROPOLITANA
09/10/2012BN PHU

Biblioteca Pública Metropolitana: Un paso hacia el desarrollo cultural del pueblo dominicano

 
Justificación:
 
El propio título del proyecto para la creación de la Biblioteca Pública Metropolitana resumen el fundamento de su necesidad el cual hace explícita referencia al párrafo central del Manifiesto de IFLA/UNESCO de 1994 sobre la biblioteca pública: “La biblioteca pública, paso obligado del conocimiento, constituye un requisito básico de la educación permanente, las decisiones autónomas y el progreso cultural de las personas y los grupos sociales”.
 
Por otra parte más allá de este primer enfoque claramente trazado por la Ley 502-08 del libro y bibliotecas, es evidente que la propia situación del Distrito Capital con respecto a la disponibilidad de servicios bibliotecarios públicos para satisfacer las necesidades de información de su población (según la ONE por datos del Censo de Población del 2002, la misma ascendía a 913,540 personas) y que los resultados del 2do. Censo Nacional de Bibliotecas Públicas identifican y contextualizan, la existencia en la capital de treinta (30) bibliotecas públicas, de ellas siete (7) de carácter municipal y las restantes auspiciadas por entidades públicas y privadas (incluyendo a las organizaciones no gubernamentales). 
 
Es evidente que su insuficiencia en número con respecto a la población a servir es el menor de los problemas que confrontamos con respecto a las bibliotecas públicas capitaleñas. El 2do. Censo nos las muestran como un conjunto de unidades que no están articulados en una Red, no han recibido una asistencia técnico-metodológica sistemática, tampoco han dispuesto de recursos financieros orientados, en primer instancia, hacia un desarrollo de colecciones en correspondencia con las diferentes categorías de usuarios que asisten a las mismas, niños, adolescentes, jóvenes, adultos, personas con necesidades especiales, por lo que las mismas, además de que no están debidamente representadas en un catálogo u organizadas físicamente en los estantes, se encuentran ubicadas en locales con condiciones físico-ambientales mínimas y atendidas por un personal, que a pesar de la meritoria labor que realizan, no poseen los conocimientos bibliotecológicos sustantivos para enfrentar el reto de una biblioteca pública en el siglo XXI, sin obviar que carecen, en su gran mayoría de los recursos tecnológicos que les permitan brindar a sus usuarios la posibilidad de acceso a Internet y a otras fuentes electrónicas de información.
 
A la luz de lo antes expuesto la Biblioteca Nacional “Pedro Henríquez Ureña” en su carácter de “biblioteca central del Estado Dominicano” y asesora técnico-metodológica de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas concibió el proyecto de creación de la BPM como cabeza de una red metropolitana de bibliotecas públicas, las actuales, más las que fuesen necesarias crear, con el objetivo central de desarrollar aquellos servicios bibliotecarios, en diversidad, profundidad y eficiencia que requieren no sólo los habitantes de la capital del país, sino también disponibles para todos aquellos dominicanos y extranjeros que la visitan.
 
 


Escribir un comentario

Identifícate

Lo Nuevo