El Ministerio de Cultura informó que Guatemala será el país invitado de honor de la 21 Feria Internacional del Libro Santo Domingo (FILDS2018), a celebrarse del 19 al 30 de abril, en la Plaza de la Cultura Juan Pablo Duarte.

Las autoridades de Guatemala aceptaron la invitación que le hiciera el Ministerio de Cultura de República Dominicana, mediante una misiva de fecha 26 de enero del 2018.

En respuesta, el ministro de Cultura y Deportes del país centroamericano, José Luis Chea Urruela, agradeció al gobierno de República Dominicana por la elección como país invitado de honor “a la celebración del relevante evento cultural dominicano que promueve el libro y la lectura”.

En su misiva, Chea Urruela indicó que la participación de Guatemala estará representada en la persona del viceministro de Cultura y Deportes, Juan Alberto Monzón Esquivel.

En la feria, dedicada este año al escritor Lupo Hernández Rueda, Guatemala podrá exponer su riqueza literaria y cultural, traer una comisión de escritores e intelectuales para ofrecer conferencias y participar en coloquios. Guatemala sobresale en la literatura universal, especialmente por contar con poetas y escritores de la talla de Miguel Ángel Asturias, Nobel de Literatura (1967), a quien se le dedicarán diversos actos en la FILSD de este año.

Publicado en NACIONALES

Los trabajos de digitalización de museos y bibliotecas son tareas titánicas que buscan garantizar la preservación de la historia de la humanidad y todos los conocimientos que hemos adquirido a lo largo de los años. Aquí mismo en Xataka hemos recopilado 54 de estas iniciativas, donde la clave está en poner todo este material al alcance del público, y si es gratis, mucho mejor.

Hoy se está dando a conocer que la Biblioteca Nacional de Noruega ha terminado con su primera etapa de digitalización que consistió en el escaneo de aproximadamente 250.000 libros noruegos, es decir, casi todos los libros publicados antes del año 2000 en aquel país. Donde lo mejor de todo es que están disponibles en línea de forma gratuita casi para cualquier persona, ya que hay algunas restricciones.

Aproximadamente 250.000 libros disponibles

El nuevo portal digital de la Biblioteca Nacional de Noruega pone a nuestra disposición los ya mencionados 250.000 libros, casi medio millón de periódicos, más de 270.000 imágenes, sonidos, programas de televisión, radio y hasta música, así como manuscritos, revistas e incluso informes y documentos del Parlamento Noruego.

Todo esto está disponible de forma gratuita para aquellos usuarios con IP en Noruega, ya que el resto del mundo sólo podrá acceder a una parte del acervo, que contempla sobre todo, aquellos que no tienen derechos de distribución internacional.

La buena noticia es que la biblioteca ha puesto a disposición de aquellos que no estamos en Noruega, un formulario para solicitar acceso sobre todo a los libros, el cual está disponible principalmente para propósitos de investigación, educación y traducción profesional, pero cualquier persona puede enviar dicho formulario. Una vez que se nos dé la autorización, tendremos acceso al contenido durante un periodo de seis meses con posibilidad de solicitar una extensión.

Un proceso titánico

Este proyecto, que arrancó en 2006, consiste en varias líneas de producción que se encargan de digitalizar diferentes tipos de materiales. Aquí se usan desde escáneres de hojas, de documentos y automáticos, los cuales se encargan de capturar desde los libros hasta periódicos, revistas y fotografías. De igual forma se cuenta con equipo para digitalizar películas, vídeos y clips de audio.

Una vez que se tienen los archivos digitales, estos pasan por un proceso de reconocimiento óptico de caracteres (OCR) donde se "traducen" las imágenes para convertirlas en texto, y que también sirve para reconocer qué partes son encabezados o las diferentes secciones que integran un documento.

Finalmente cuando todo está listo, lo último es clasificar el material para añadirlo a la base de datos y esté disponible para los usuarios, incluso hay algunos que se podrán descargar. Los libros están disponibles en PDF, mientras que las fotografías y documentos históricos se encuentran en JPEG2000 o TIFF. Por otro lado, los archivos de audio están en WAV y los vídeos en MPEG4 H264.

Publicado en INTERNACIONALES
Santo Domingo
 

El próximo 7 y 8 de febrero se realizará el Primer Encuentro Internacional de Booktubers 2018, en la Biblioteca Infantil y Juvenil República Dominicana (BIJRD), que contará con la presencia del booktuber, Sebastián García Mouret (El Coleccionista de Mundos).

García, de 21 años, es uno de los booktubers más importante de España, trabaja como lector editorial para Penguin Random House y crea contenidos audiovisuales en cuatro canales de YouTube: SebasGMouret, ConSebas, o Rocho das ideas y El Coleccionista de Mundos.

También colabora en la revista literaria El templo de las mil puertas y dirige la revista Culturetas.

El miércoles 7 de este mes a las 10:30 de la mañana, García dictará la conferencia: El booktuber como recurso de animación de la lectura” en el Instituto Superior de Formación Docente Salomé Ureña (Isfodosu). Mientras que ese mismo día, a las 4:00 de la tarde, será la inauguración formal del encuentro en el auditorio La Trinitaria de la Biblioteca.

Asimismo, el jueves 8 se trasladará al Centro Tecnológico Comunitario (CTC) de Villa Mella, donde hablará de su experiencia como lector digital a un centenar de jóvenes involucrados en el fenómeno. A las 5:00 de la tarde en la Biblioteca compartirá el panel “Booktubers: tecnología y lectura” junto a los difusores de la lectura Amalfi Disla, Melissa Lovera, Ángela Leonardo y Carolina Pichardo.

Los booktubers surgen como un nuevo recurso de interacción que orienta, comparte gustos, opiniones y recomendaciones en torno al hecho literario. Son jóvenes que les están dando nuevos usos a las redes sociales, al compartir lo que leen de forma graciosa y creativa. Sus canales en YouTube alcanzan miles de visitas.

La Vicepresidencia de la República, a través de la BIJRD, ha incorporado este fenómeno a sus actividades de promoción de la lectura a través de las tecnologías, que incluyen concursos y competencias.

Esta es la primera biblioteca pública dominicana dirigida especialmente a niños, adolescentes y jóvenes del país, que involucra a sus familias dentro de un ambiente cultural y tecnológico para crear hábitos de lectura. Cuenta con un acervo bibliográfico de más de 20 mil ejemplares y recibe alrededor de 100 mil visitantes cada año.

Publicado en NACIONALES

Murió a causa de complicaciones por diabetes y el Mal de Alzheimer

Nueva York.– La reconocida folklorista Normandía Maldonado nativa de Santiago de los Caballeros y acopiada como la embajadora de la cultura dominicana en los Estados Unidos, falleció la noche de este martes a los 89 años de edad.

Una versión dice que  se exilió en Estados Unidos en la década de los cincuentas, después que esbirros del Servicio de Inteligencia (SIM) de la dictadura de Trujillo, ejecutaran a varios parientes suyos, acusados de atracar la sucursal del banco Royal Bank of Canada en Santiago, fue una de las fundadoras del Desfile Dominicano en Manhattan y creadora del Ballet Folklórico Quisqueya.

El dictador ordenó asesinar a todos los participantes y parientes cercanos o lejanos de los presuntos atracadores, y Normandía logró escapar a la persecución.

Hasta su muerte, a causa de complicaciones de salud por la diabetes y el Mal de Alzheimer, ella se mantuvo por décadas, dirigiendo entidades culturales y comunitarias, y nunca cesó en su activismo hasta su día final.

Nació en 1929 en Santiago de los Caballeros y desde niña, inclinó su vocación  por las artes y el baile. Cientos de jóvenes se formaron  a su abrigo en Nueva York y con ella, comenzaron a conocer el folklor de la República Dominicana, con el clásico vestuario con los colores de la bandera y el típico sombrerito de cana, que identificaba a su ballet.

Fue también mentora del coro José Ovidio García, dirigido por Margarita Espadilla y se dedicó a la enseñanza a los niños de las tradiciones y costumbres dominicanas tanto en la República Dominicana como en Nueva York.

Produjo varios programas de radio y televisión dedicados a la difusión de la cultura criolla y la historia del folklor.

El Ballet Quisqueya Centro Cultural lo fundó  en 1967 y fue cofundadora del Centro Cívico Cultural Juan Pablo Duarte en 1966, la segunda institución dominicana más antigua en Nueva York.

Normandía llegó a los Estados Unidos en 1960 como miembro del elenco de “Busquen A Ese Hombre”, una película cubana de teatro producida por la Alianza del Caribe. Ella decidió dejar el mundo de la actuación después de terminar la película, pero decidió hacer de los Estados Unidos su residencia permanente y comenzó a trabajar como costurera en una fábrica de ropa a fin de mes.

Comenzó su carrera en  Nueva York como bailarina, maestra y activista de la comunidad. En 1962 formó el grupo Mambo Girlstogether con su hermana Marina Maldonado. Con ese grupo,   viajó por todo el mundo actuando en las estaciones de televisión locales y nacionales.

Durante una de sus actuaciones en el Lincoln Center, conoció a su marido, que era un cantante de fama internacional y se reunió con Juan Paulino y Víctor Liriano, dos estudiantes brillantes líderes de la comunidad en el Alto Manhattan.

Junto con Paulino y Liriano, concibió la idea de que se erigiera  una estatua de Juan Pablo Duarte, que se desveló en  1978, después de años de lucha.

Participó por décadas  en el Desfile de la Hispanidad y en una presentación de Santo Domingo Canta y Baila en el antiguo Teatro San Juan.

En 1967, el grupo original adoptó el nombre de Ballet Quisqueya que dio paso  al Centro Cultural Ballet Quisqueya, que desde su fundación, ha mantenido su misión de promover la cultura dominicana y la música folklórica a nivel internacional, con lo que la atención a este tipo de bailes clásicos como el merengue y la mangulina.

El centro también trabaja para educar a los dominicanos, en particular, la segunda generación y de otras nacionalidades sobre los diferentes ritmos musicales y la rica herencia cultural dominicana.

En 1982, fundó el Salón de la Fama Casandra Damirón para honrar a  los artistas y celebridades dominicanas que tiene como sede una pared en el consulado dominicano de Nueva York.

En los últimos años, Normandía recibió docenas de  reconocimientos por su trabajo en la comunidad dominicana  de funcionarios electos, entre ellos la ex presidenta del condado de Manhattan, Ruth Messinger, el ex concejal Guillermo Linares, el entonces asambleísta Adriano Espadilla, el actual concejal Ydanis Rodríguez, diversas instituciones oficiales y comunitarias.

Por: Miguel Cruz Tejada

Publicado en NACIONALES
Lunes, 05 Febrero 2018 15:45

Biblioteca Antillense Salesiana

El centro cuenta con 80 mil volúmenes de origen puertorriqueño, cubano, dominicano, haitiano, organizados por temas y región.

La Biblioteca Antillense Salesiana (BAS) se especializa en temas de filosofía. Es un espacio modesto, pero que tiene claros sus objetivos: ayudar a pensar y conocer críticamente nuestro mundo. Con más de 80 mil volúmenes, este espacio constituye un tesoro bibliográfico y documental; y pocos saben de las riquezas que ella guarda. Aquí se encuentran por separado, colecciones completas de Cuba, Santo Domingo, Puerto Rico y Haití. Y es que su principal meta es fomentar el estudio filosófico, con especial atención al pensamiento dominicano, por esto es llamada también, “Santuario del pensamiento filosófico dominicano”.

Por cada tema, la BAS dispone de una colección completa, información vieja, pero también más moderna, de títulos y autores específicamente dominicanos, aunque también ofrece amplias colecciones de los más destacados pensadores humanísticos de Occidente. Posee, además, una hemeroteca con colecciones completas de revistas y series periódicas ya desaparecidas.

“Servimos de forma gratuita a estudiantes, lectores e investigadores. Siempre buscamos la forma de ofrecer un buen servicio, ya que no tenemos la facilidad para tener técnicas modernas”, reveló su propulsor, el padre Jesús Hernández, quien indicó que acudió al INTEC para que le facilitaran sistemas de educación, pero que su colaboración ha sido en pequeños espacios. “Todo se ha hecho pensando en grande, pero de realización lenta”, dijo el sacerdote español.

Destaca que la biblioteca la visitan escritores, historiadores e investigadores, entre otras personas, que buscan documentarse para escribir libros sobre la historia dominicana, de filosofía… “Vienen a buscar lo mejor de la filosofía, porque dicen que en ningún sitio encuentran libros dominicanos como aquí, y de hecho nadie importa más libros de filosofía que nosotros”.

Sus espacios

La BAS tiene seis aulas, una transitoria, dedicada a temas de la historia dominicana, con más de 3000 mil libros; así como una sala de trabajo.

“Otra sala es la “Referencia”, es como un archivo general de la nación. Aquí se encuentran libros que no los tiene otras bibliotecas, así como diccionarios, enciclopedias y catálogos de carácter universal”, resalta el sacerdote, quien afirma que los libros más usados son los de filosofía, religión, lengua, arte, entre otras colecciones.

Además, la BAS tiene 24 tesis de Santo Tomás, escritos antes de 1930. En la “Sala de Reserva”, se encuentra una serie de obras generales, en orden alfabético, colecciones en varios volúmenes, obras sin autor y revistas; en tanto, que en la “Sala Dispersa”, se pueden encontrar libros de religión, temas salesianos y antillanos; literatura en castellano, temas culturales, de educación, política-económica, sociología, biografía e historia y crítica literaria.

Entre los temas secundarios, se destacan, literatura en lenguas modernas, estudio de lenguas clásicas, cocina, comunicación, escolares, ciencia, deporte. Las obras de autor individual aparecen por orden alfabético, sección de colecciones, de instituciones, libros y folletos, así como publicaciones del Estado Dominicano en sus tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Autores

Entre los autores que se destacan en las salas de la BAS están Emilio Rodríguez Demorizi, Julio Jaime Julia, Juan Isidro Jimenes Grullón, Marcio Veloz Maggiolo, Joaquín Balaguer, Juan Bosch, entre muchos más. Son más de 15, 000 los títulos de temas dominicanos, además de numerosas tesis de grado de innumerables generaciones de las universidades dominicanas.

Entre los libros de filosofía se aprecian autores internacionales, cada uno con su biografía, sus obras, personalidad y comentarios, siendo estos Agustín, Aristóteles, Balthazar, Newton, Niko, Newman, Maquiavelo, Marx y Freud, Nietzsche, entre otros. “En cuanto a los tratados doctrinales, se pueden observar los de metafísica, lógica, dioses del arte de la ciencia, de la cultura, cada uno con su historia; revistas de filosofía”, señala el sacerdote, quien afirma, que la BBAS cuenta en su haber con un espacio con toda la correspondencia de los libros que se han pedido, de los que se han conseguido y de las cartas de solicitudes que se han enviado a las instituciones.

“En cuanto a la parte de la iglesia Latinoamericana y la iglesia Católica también la tenemos aquí”, sostuvo el sacerdote, los cuales calificó de valor extraordinario. También, se aprecia en la BAS libros de Teología del pensamiento puertorriqueño, antología del pensamiento técnico y cultural de Puerto Rico, los cuales fueron pedidos por correspondencia, cuyas facturas son pagadas en dólares.

Donaciones

Esta biblioteca no tiene un aporte fijo de ninguna institución, asegura el sacerdote, quien confirma que “ he enviado miles de cartas a diferentes instituciones solicitando que favorezcan la biblioteca”.

A la pregunta sobre cómo obtienen los recursos para adquirir libros, explica que “conseguimos los libros a través de la simpatía de los demás. No recibimos nada fijo de ninguna institución, pero al final de año pagamos todo lo que gastamos, ni los jefes míos saben cómo pago.”

El sacerdote acaba de recibir de la Biblioteca Misionera de Valencia, la donación de 29 cajas de libros, de los cuales ha donado a otras bibliotecas. También, recibió donaciones de la Fundación Padre Sheck. “Ellos se enteraron de esta biblioteca y también nos envían libros”.

Llegada de la biblioteca a RD

La BAS fue fundada en Arroyo Naranjo, Cuba, en 1957. Sus primeros pasos se reducían a manuales de textos, suficientes para las asignaturas científicas, humanísticas y filosóficas. Su fundador, el padre Jesús Hernández, junto a otros sacerdotes, permanecieron allí por tres años, ya que en 1960, tuvieron que salir de Cuba rumbo a Aibonito, Puerto Rico, debido a las dificultades y “martirios por las inseguridades que se vivían en ese país”.

A su llegada a Puerto Rico, en 1960, crearon el Instituto Técnico Salesiano (ITESA), donde impartían “con confianza absoluta las clases”. Sin embargo, esta situación duró poco tiempo, ya que el gobierno puertorriqueño estaba en contra de ellos y de su filosofía de enseñanza, por lo que en 1969 tuvieron que salir, “unos en barco y otros en avión” hacia la República Dominicana. En tierra dominicana, continuaron primero como escuela técnica y habilitaron unas cinco aulas, donde luego montaron la biblioteca especializada de temas dominicanos, con más de 15 mil libros de literatura, filosofía, religión, todos donados por diversas instituciones que las enviaban por correo y otros pagados por la BAS “de una forma muy pobre”.

Impulso
La biblioteca fomenta el estudio filosófico, con especial atención al pensamiento dominicano”.

Especialidad
Así como nació esta biblioteca, se ha mantenido, especializándose en el dominio de la filosofía dominicana y del Caribe”.

Publicado en NACIONALES

El Ministerio de Cultura, a través de la Dirección General de la Feria del Libro, anunció la convocatoria al Premio Joven Feria del Libro 2018, que reconoce la calidad, el aporte, la creatividad y la labor de los jóvenes en las categorías Poesía, Cuento y Periodismo.

La institución, dirigida por el escritor Pedro Vergés, explicó que los trabajos (cuyo plazo de recepción termina el lunes 12 de marzo, a las 5:00 p.m.) serán evaluados según su categoría por un jurado integrado por reconocidas personalidades del ámbito del periodismo, la literatura y la cultura.

El veredicto, que será inapelable, se conocerá el viernes 27 de abril, a las 5:00 p.m., en el pabellón Espacio Joven, como parte de las actividades a realizarse en el marco de la versión 21 de la Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2018, que se realizará del 19 al 30 de abril en la Plaza de la Cultura Juan Pablo Duarte, dedicada al escritor Lupo Hernández Rueda.

Las categorías de Periodismo y Poesía tendrán un único premio metálico, consistente en RD$40,000 y RD$75,000, respectivamente, junto a un diploma de reconocimiento; mientras que en la categoría de Cuento se entregará un premio dotado de RD$50,000.00, y siete menciones de honor que recibirán 10,000 pesos cada una, con su diploma correspondiente.

Publicado en NACIONALES
Lunes, 05 Febrero 2018 15:31

El andar de los mejores libreros de Cuba

Los libreros cubanos son también reconocidos en la Feria del libro donde se realizó un taller sobre el tema

La persona que espera al que va en busca de un título desempeña un importante rol en esa hermosa realidad que se llama lectura. Una prueba irrefutable de que estos actores del universo literario merecen todo el reconocimiento es la celebración del Taller del librero, que por cinco años consecutivos tiene su espacio en la Feria Internacional del Libro. En este escenario se reconoce a los mejores libreros del país, seleccionados por la Dirección Provincial del Libro y la Literatura de cada territorio.

El mejor librero de la provincia es escogido por sus resultados de trabajo, que implican no solo el cómputo de ventas, sino el trato y la disposición que debe revestir a este obrero de las letras cuyo encargo es, además de alcanzar el ejemplar, esclarecer una duda u orientar sobre un autor o un tema.

«Si hay algo que distingue a los libreros cubanos es la entrega a su trabajo, que es tan difícil y poco reconocido y son un eslabón fundamental en el mundo del libro», explicó a Granma Ibis Cabezas, directora nacional de Librerías.

De singular impacto resultan las revelaciones de Graciela Peña Santos, una librera de Cueto, municipio de la provincia de Holguín. «Pertenezco a un asentamiento. Tengo  siete comunidades hasta donde llevo los libros. Yo le hago promoción a mi literatura.

«Voy a la primaria y debo saber qué llevo, porque no podría dar un viaje por gusto. Me da tremenda alegría que los niños no me dejen ni sacar bien los libros, aunque tenga que caminar ocho o diez kilometros diariamente. Lo que me gusta es que vuelvo con mi bolso vacío».

Lo mismo vende libros debajo de un árbol, en el portal de la escuela o en una bodega. «Me levanto temprano y entre cafetales y montañas, ese es mi andar», dice.

Marlenis Salgado Flores es otra de estas joyas que andan por la Cuba profunda. Del municipio de Guisa, perteneciente al Plan Turquino, es administradora y librera. Habla con orgullo de su librería, donde se trabaja para acercar el libro a la gente. «Hemos logrado que los niños se interesen por la poesía y que escriban», explica.

Entre sus increíbles historias sobresale lo que nos cuenta acerca de los escritores que visitan las lejanas comunidades.

«Cuando se va a presentar un libro ellos duermen en las casas de los campesinos. A estos les encanta servirles, porque tienen mucho más tiempo de acercarse a ellos y a la literatura.

 

Publicado en INTERNACIONALES
Lunes, 05 Febrero 2018 15:25

La biblioteca de libros abandonados

Todo empezó cuando los trabajadores del cuerpo de recolección de basura de Ankara se dieron cuenta de la cantidad de libros encontrados en los contenedores de la capital.

Con frecuencia, es fácil observar en las calles de cualquier ciudad contenedores de basura repletos de objetos de todo tipo: muebles, juguetes, electrodomésticos... un hecho que puede tener una doble lectura: desde el que tira el objeto porqué ya no lo quiere o desde el que acude al contenedor para encontrar lo que menos se espera, ya sea por necesidad o curiosidad.

Tal y como reza el dicho, el saber no ocupa lugar; y es que el Distrito metropolitano de Çsankaya de Ankara tiene, desde el pasado septiembre, una biblioteca de libros abandonados.

Serhat Baytemur, un joven de 32 años que trabaja en el servicio de recolección de basura en la capital turca, siempre soñó con tener una biblioteca. Al ver la cantidad de libros abandonados en los contenedores, tanto él como muchos de sus compañeros llegaron a plantearse cuál podría ser el volumen de libros que podrían generar para construir una pequeña biblioteca de uso interno. Y fue así como surgió la idea de empezar a almacenar todos los libros abandonados para poder montar una pequeña biblioteca comunitaria, tanto para los trabajadores como para sus familias. Así, el sueño de Serhat podría hacerse realidad, tal y como se explica en Daily Sabah.

La idea de recolectar libros y revistas se convirtió en una tarea que, durante meses, mantuvo a los trabajadores del cuerpo doblemente ocupados: no solo hacían su trabajo, sino que, además, almacenaban y clasificaban de una manera altruista los libros que encontraban en sus rutas. En cuestión de pocas semanas, decidieron dirigirse al alcalde de ÇsankayaAlper Tasdelen, para poder alojar la cantidad de libros que tenían acumulados, ya que el volumen sobrepasaba lo esperado.

Desde la institución municipal, se les cedió un espacio en el barrio de Çsankaya, específicamente en una antigua fábrica de ladrillos que llevaba más de veinte años cerrada, y que actualmente pertenece al Departamento de Sanidad.

Lo que en un principio estuvo pensado para acomodar una biblioteca para los trabajadores y sus familiares, poco a poco fue convirtiéndose en un espacio de interés para vecinos y curiosos, quienes se acercaban al lugar para donar libros, catálogos y revistas. Así es como, en poco menos de siete meses, la biblioteca dejó de ser un espacio solo para los trabajadores y quedó abierta al público convirtiéndose en un nuevo equipamiento cultural.

En la actualidad, hay más de 6000 libros catalogados, desde literatura e historia hasta política y arte. El horario de la biblioteca está pensado para que los 700 basureros del municipio de Çankaya acudan para descansar en sus horas libres leyendo o jugando ajedrez.

Eray Yilmaz, de 20 años, es el encargado de registrar todas las obras que entran y salen de la biblioteca ya que, desde su apertura, el volumen de libros no ha cesado.

El impacto de este equipamiento cultural ha sido muy positivo, no solo en lo local, sino también a nivel metropolitano y nacional. Hoy por hoy, muchas ciudades turcas hacen llegar a la recién estrenada biblioteca libros usados; y muchos capitalinos ya tiran en bolsas de plástico los libros, separados del resto de los desperdicios, para facilitar la tarea a los basureros.

A pesar de que este proyecto es un éxito, los responsables no logran entender como aún hay gente capaz de tirar a la basura tal cantidad de conocimiento, y de lo único que se arrepienten es de no haber empezado el proyecto antes.

La biblioteca tiene una zona de lectura, un área infantil, un espacio para juegos de mesa y una pequeña cafetería. Parte de la iluminación está hecha con tubos de cobre, también encontrados en la basura, y las paredes están cubiertas con pósters e ilustraciones. Además, se han puesto en marcha programas de préstamos de libros tanto a particulares, colegios, organizaciones sin ánimo de lucro y centros penitenciarios.

Fruto de la apertura de esta biblioteca de libros abandonados, han empezado a surgir otro tipo de ideas asociadas a la literatura como la de utilizar camiones de basura que funcionen como bibliotecas móviles para visitar escuelas en Ankara, o la creación de rutas musicales promovidas por un grupo de once basureros que hacen música con cubos vacíos y piezas de metal. Todos ellos persiguiendo el espíritu de hallar otras actividades entorno a su trabajo.

Para quienes deseen conocer otros pequeños grandes proyectos que promueven la cultura y el saber entre la población, la biblioteca ‘La fuerza de las Palabras’ en Colombia o el bosque de libros en las calles de Berlín son ejemplos clave que demuestran el poder de la ciudadanía para lograr un beneficio colectivo.

Publicado en INTERNACIONALES

Santo Domingo.- Con un éxito rotundo culminaron las clases magistrales que impartió el afamado músico Michel Camilo junto a profesores de Berklee College Of Music, en las instalaciones del Conservatorio Nacional de Música.

Los docentes norteamericanos que participaron en los talleres salieron impresionados de las aulas, por la calidad de los estudiantes de música dominicanos, a quienes otorgaron 13 becas de ciclos, debido al talento que descubrieron en ellos.

Para Camilo, el objetivo con este tipo de iniciativas es “que haya un movimiento grande de músicos de calidad, para nosotros tener una presencia internacional. Y ese es el sueño, inspirarlos a ustedes para que sigan nuestros pasos”.

Expresó, luego de ver la calidad de los estudiantes, que le alegra que nuestro país tenga un futuro inmenso a nivel artístico y a nivel de cultura, pues, a su juicio, un país sin cultura no tiene identidad. “Creo que estamos sembrando para que las generaciones futuras sigan nuestros pasos, y que sepan que hay una esperanza de triunfo y de proyección”.

Ganadores

Unos 120 jóvenes músicos aplicaron a las becas y, de ellos, 55 fueron aceptados para la audición en vivo durante los talleres. Al final, 13 fueron los elegidos.

El ganador de la beca Michel Camilo Scholarship Competition fue el joven Diego Rafael Ureña. La beca incluye: cuatro años de colegiatura en Boston, que incluye alimentos y estadía.

También, obtuvieron becas de cuatro años que cubren hasta 30 mil dólares al año, los jóvenes: John Martez, Loreng Salcedo de Castro y Francis Peña.

El joven Carlos Fabré ganó una la colegiatura completa por cuatro años, mientras que obtuvieron becas de cuatro años que cubren hasta 20 mil dólares al año, los jóvenes: Diego Méndez, Rony Khoury, Sheldon Martínez y Juan García.

Por último, María del Rosario Fernández, Jacinto Lachapel, Laura Montero y John Martez obtuvieron una beca de cinco semanas cada uno, para realizar estudios en el Berklee College Of Music de Boston.

Las becas son patrocinadas por el Ministerio de Cultura, Michel Camilo y una empresa privada que desea mantenerse en el anonimato.

La actividad fue presidida viceministro Cayo Claudio Espinal, en representación del ministro de Cultura, Pedro Vergés. Junto al destacado músico Michel Camilo y el coordinador del programa Berklee en Santo Domingo, Javier Vargas, entre otros funcionarios.

Estuvieron también los profesores estadounidenses: Tod Oliviere, Rebecca Cline, Sean Skeete y Chrissy Tignor.

La jornada de enseñanza musical inició el pasado miércoles 29 de noviembre, y concluyó el sábado 1, en la Sala Juan Fernández García del CNM.

 
Publicado en INTERNACIONALES

El ministro de Cultura, Pedro Vergés, convocó esta semana a la Comisión Nacional para la Unesco, luego de ocho años inactiva, con el interés de aprovechar al máximo la oportunidad de acompañamiento que brinda el organismo internacional en materia de educación y cultura, lo cual es de sumo interés para la institución que preside y para el país.

Así lo expresó Vergés a los representantes de los ministerios de Educación y Educación Superior Ciencia y Tecnología; Relaciones Exteriores, Juventud y del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel); así como a los representantes del Congreso Nacional, Defensoría del Pueblo, sociedad civil, universidades, y a los funcionarios de la Unesco con asiento en el país y en la región.

“Recientemente estuvimos representando al país ante la 39ª Conferencia General de la Unesco, celebrada en París, y allí, ante su presidenta y los distintos representantes internacionales, ratificamos nuestro firme propósito de dar cumplimiento exitoso a todos los programas acordados con ese organismo, de forma que la República Dominicana siga amplificando sus ya notables esfuerzos en los ámbitos educativo y cultural”, expresó el ministro Pedro Vergés.

En el marco de la reunión, celebrada en el salón de reuniones del Ministerio la directora regional de la Unesco, Katherine Muller, presentó un resumen de los principales programas vigentes, y destacó la importancia de que los diversos entes estatales involucrados puedan trabajar en una misma mesa, las estrategias en materias de tanta importancia para nuestro país.

En este sentido, se expresó también la ministra de la Juventud, Robianny Balcácer, quien, al igual que los demás presentes, manifestó su disposición de participar activamente en beneficio de los jóvenes dominicanos.

La comisión acordó realizar dos reuniones anuales, como manda el decreto.

En la actividad también estuvieron presentes, el viceministro de Fomento y Cooperación y la arquitecto Maribel Villalona, en representación del Ministerio de Turismo; Rafael Sánchez Cárdenas, viceministro de Relaciones Internacionales y Vinicio Tobal, viceministro de Política Exterior Multilateral, entre otros.

Publicado en NACIONALES
Page 1 of 2