Arquitectura BNPHU muestra relación armónica entre el viejo edificio y la nueva estructura

Escrito por

content image 627 1350078676

 

La inversión hecha por el gobierno que encabeza el Presidente Leonel Fernández en la remodelación, ampliación y equipamiento de la Biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña (BNPHU), para que en lo adelante sirva como un verdadero centro de fomento de la cultura  y la investigación, es un homenaje imperecedero a aquellos hombres y mujeres amantes de las letras, la historia, la filosofía, la comunicación y las artes en todas sus manifestaciones.

Para la materialización de esta obra los arquitectos Gustavo Moré y Juan Cristóbal Caro, encargados de diseñar los planos, partieron de la ideal original realizada por el arquitecto José Antonio Caro a principios de la década del 70. Sobre esta premisa, se procedió a extender el edificio hacia los lados sin dejar de mantener una relación armónica entre el edificio existente y el nuevo, tomando en cuenta los requerimientos hechos por el Ministerio de Cultura y la dirección de la BNPHU.

content image 641 1350529680

El sistema modular que le da origen a la planta del edificio fue adaptado a una distancia de seis metros, al ser ésta una edificación moderna de concepción clásica.

En el lado este fue ampliado el sótano y el primer nivel que incluyen zonas públicas, biblioteca infantil, cafetería, mediateca y en los pisos superiores se produjo la ampliación de la sala de lectura. En tanto, en el lado oeste la estructura física  se extendió con una edificación  que aloja la nueva sala de teatro con capacidad para 400 personas. Cuenta, además, con un moderno sistema de ascensores en ambos lados para facilitar el desplazamiento de empleados y visitantes de la BNPHU.

El edificio creció de manera orgánica, ya que la estructura original era de seis mil metros y la misma fue llevada a entre 18 y 20 mil metros cuadrados.
Las circulaciones, los ejes fueron diseñados para que se prolongaran a través de grandes pasillos, donde las partes nuevas se acoplan muy bien a la estructura original, favoreciendo un flujo muy natural en lo que tiene que ver con la climatología y la cantidad de luz que requieren los libros. 

Un punto que tomaron en cuenta los diseñadores en la construcción, es que la estructura  anterior tenía en su diseño original una  especie de circulación a dos atrios a doble altura con puentes que conectaban a los edificios para circulación de las personas.

Entre los materiales usados en la edificación figuran: mármol en la parte frontal y los pisos; paredes y techos en concreto; cristal, aluminio y acero inoxidable  en las puertas, ventanas y corredores de las escaleras; porcelanato en la recepción de cada planta; parqueos en hormigón, jardineras y áreas verdes.  

 El edifico está diseñado para albergar en el sótano el área de cafetería y el  comedor para empleados. La primera planta aloja la Unidad de Servicios para Discapacitados, Exposiciones de la Biblioteca Pública Metropolitana, Depósito, Estantería, Restauración, Digitalización y otras dependencias como: Conservación, Tesorería, Financiero, Compras, Contabilidad, Sala infantil, Bebeteca, Salón Multiuso, Procesos Técnicos, Consulta Internet, Data, Agencia ISBN ISSN, Tienda o Librería, Hemoteca y el salón Aida Cartagena Portalatin.

content image 631 1350417440

En tanto, en la segunda planta se encuentran la Sala de Lectura, Catálogo en Línea, Fotocopia, Entrega y Recepción de Documentos, Baños, Archivos de Escuelas, Cubículos para Investigadores, Sala de Profesores, Centro de Capacitación en Bibliotecología y Ciencias de la Información, Organización y Representación de la Información.

Asimismo, en la tercera planta están ubicadas: Sala de Lectura, Fonoteca, Mediateca, Fotocopia, Catálogo, Entrega y Recepción de Documentos, Baños, Catálogo en Línea, Hemeroteca, Sala de lectura César A. Herrera Cabral, Mapoteca, Cubículo de Investigadores, Hemeroteca, Organización y Representación de la Información.

En la cuarta planta  se encuentran la Dirección General BNPHU, Colecciones Patrimoniales, Sala de Junta, Red de Bibliotecas Públicas, Sub-dirección Financiera, Comunicación e Imagen, Cooperación Externa, Salón de Reuniones, Recursos Humanos, Cocina, Consultoría Jurídica y Publicaciones.

Luego de su inauguración, la obra tendrá la capacidad, volumen, servicios y previsiones técnicas para funcionar a plenitud durante un periodo de 30 años.

Los arquitectos encargados de plasmar el proyecto, entienden que se respetaron los diseños y espacios concebidos por los ingenieros civiles que levantaron el proyecto en un tiempo relativamente corto.